Jarabe de Pau

Pronto hará dos años que el vocalista de Jarabe de Palo, Pau Donés, dejó de estar entre nosotros. Su muerte fue muy sonada porque Pau, más allá de ser un artistazo, era un referente para muchas personas. En un momento en el que empezábamos a respirar “libertad” después de un terrible confinamiento a causa de la pandemia, la sociedad perdió a una de las personas más libres y buenas que han existido más allá de una voz única e irrepetible.

Recientemente con mi pareja pude ir a Bagergue, dónde el cantante vivió sus últimos meses de vida con “unas vistas de puta madre” como afirmó él y que por cierto, puedo dar fe, y dos semanas antes de irse, fue entrevistado para el documental “Eso que tú me das”.

Fue premiado con el Premio Ondas 2021 a “Mejor Documental” y nos dio a todos una última lección de vida que a mucho nos ha marcado y nos ha hecho crecer como personas hasta el día de hoy. Por primera vez pudimos ver una persona mediática visualmente paleatibo conceder una entrevista y poder escucharlo entrevistado por Jordi Évole con el fin de naturalizar su muerte e intentado dar a entender a la gente que el final también hay que tomarselo con calma.

Afirmaciones tan contundentes como que “hay que aceptar la muerte como parte de la vida” o “tengo ganas de reír, de llorar… pero sobre todo de vivir ahora en este momento” impactó hasta el punto de lograr un récord histórico de audiencia en pantalla.

Pau era una persona que desprendía optimismo y fuerza y era muy impactante ver cómo la enfermedad le afectaba al cuerpo pero no al alma. Él reivindicaba que se podía ser feliz, con una vida difícil pero feliz. También era una persona sincera, él mismo afirmó que si pudiera hubiera vivido “veinte años más de prórroga” pero que no pasaba nada, que no tenía miedo a morir, en todo caso lo que sí le preocupaba era sufrir y ver sufrir a los suyos.

Siempre contundente, dio una lección a los “haters” que todos y cada uno de nosotros nos podamos encontrar en la vida diciéndoles que “no odiemos”. Que si algo o alguien no merece la pena, simplemente los dejemos de lado.

“No tengáis miedo, no odiéis, la vida son cuatro días, y tres pasaron ya. No estemos aquí de mala leche, estemos aquí de buen humor”. Este fue uno de los poderosos mensajes que Pau Donés nos dejó durante su entrevista con Jordi Évole tras ser preguntado que le diría a alguien que está pasando por su misma situación.

Pau Donés era totalmente contrario al rencor y al orgullo, así ya lo afirmaba en su libro “50 palos”, que no conduce ni sirve absolutamente para nada sino para hacernos daño a nosotros mismos.

El cantante se fue de este mundo regalando su última canción que para mi es un himno, “Eso que tú me das”, que fue su particular forma de despedirse de sus fans y de la vida en sí.

No toda la gente sabe que la intención de Pau era retirarse de la música y descansar el tiempo que le quedase de vida. Pero al ver que su hora se le adelantó más de lo esperado, quiso componer y realizar esta canción que la realizó con la inteción de dejar un último legado músical dedicado especialmente a su hija pero también a toda una sociedad quemada y asustada por un virus que no sabíamos ni cuándo llegaría una primera vacuna ni hacía dónde íbamos en sí.

En su libro de antes de su recaida, “50 palos”, impactó e incluso nos dejó confusos a muchos de nosotros cuando afirmó que él no era feliz antes de tener cáncer y que ahora sí lo era, y se preguntaba dónde había estado su felicidad.

A Pau nunca le gustó ser tratado como un enfermo de cáncer, se mostraba molesto cuándo la gente le decía que era “un guerrero”, porque él era partidario de naturalizar las cosas, de intentar vivir al máximo y de ser lo más feliz posible, siempre sin miedo; “Ni al cáncer, ni a la muerte ni a nada en particular, que no te preocupes, que te ocupes, y que lo que tenga que ser, será…”

Si algo nos enseño es a enfrentarnos al miedo, nuestro peor enemigo. Hasta el último momento intentó hacer entender a la gente que el miedo es terrible, que bloquea la libertad de ser tu mismo. Que no tuvieramos miedo a llorar ya que no es un síntoma de debilidad, que no se trata de ser flojo o fuerte sino que se trata de ser tú mismo en tu máximo esplendor.

Un año después de su muerte, apareció un lema que es, en una frase, un resumen de toda la filosofía de vida de Pau y que su hija le prometió que le daría visibilidad pasado “el luto” de su muerte por parte de sus familiares, amigos y fans: VIVIR ES URGENTE.

Una frase que puede parece tan sencilla y simple y que es tan profunda e intesa. Este lema se hizo como camiseta y fue muy vendida, y todos los beneficios van a la lucha por la cura de la enfermedad que se nos llevó a nuestro querido Pau, el cáncer. Aún se puede comprar y animo a ello.

Y que razón tenía Pau… Vivir es urgente, y no, el miedo, el orgullo o el rencór no lleva a nada.

“Valorar la vida porque solo es una, la que tenemos, y hay que vivirla con intensidad.”

Tus fans solo te podemos dar las gracias y no pensar la injusticia de tu cáncer o tu muerte sino aplicar tu filosofía y dar gracias por tus discos, tu libro, tus entrevistas, tu última entrevista y la ayuda que ofreciste a tanta gente que hoy se siente más bien consigo mismo. El recuerdo de su mágica forma de ser se quedará siempre con nosotros. Este artículo va por ti Pau y por la vida, que como decías siempre, “es un regalazo”.

Cesc Núñez

Assessor especialista en Protocol Institucional

@cescgalietti

Deixa un comentari