Ya estamos hartos, el antigitanismo no hace ninguna gracia

El pasado 4 de enero, la Federació d’ Associacions Gitanes de Catalunya, una de las entidades más activas y representativas del asociacionismo gitano, realizó una queja formal frente a la Corporació Catalana de Mitjans Audivisuals de Catalunya (CCMA), por los comentarios vertidos durante el episodio 3X11 del programa Bricoherois “Com fer un calendari Waldorf amb BricoHeroes”, en  el minut 12:04 uno de los componentes de la pareja de supuestos humoristas dijo, refiriéndose a un elemento que estaban manipulando, “sembla una roda de carro de l’escut gitano. Ara posem això aquí a l’entrada i ja no ens entraran a robar.  I es que si no li poses això, t’ho roben eh, ells”.  El comentario, además de nada gracioso, se convirtió en un acto de antigitanismo gratuito en un canal de un medio audiovisual de la televisión pública catalana.

La Fagic tuvo la oportunidad de reunirse con el director de TV3, el Sr.  Vicent Sanchis, varios días después de la emisión de este capítulo en el canal de youtube de TV3 y plantearle su queja y malestar por estos comentarios que iban en contra de los propios reglamentos de la televisión catalana sobre diversidad y lenguaje público.

No habían pasado ni 15 días de esta reunión, junto con el compromiso por parte de la dirección de TV3 que no se volverían a produir ataques gratuitos como este, cuando nos encontramos, de nuevo con otra demostración de este duo de pseudo-humoristas, esta vez con otro ataque directo y generalizado a todo el pueblo gitano con el siguiente comentario al referirse a una atracción llamada “saltamontes” con la siguiente perla “Allò no ho havia fet Déu sinó ho havia fent un gitano”. Por si fuera poco demuestran una absoluta falta de respesto a las víctimes del holocausto con la frase “Si us diuen que us heu aprimat en un camp de concentració no és un piropo”.

No nos sirve la excusa de que este programa es un programa de ficción, más bien parece un programa de fricción o de fracción, porque en su universo solo existen dos grupos de persones, los que les ríen estas tonterías, que nunca serán objeto de sus comentarios racistas y discriminatorios y el resto del mundo, que somos de forma directa diana de su lamentable forma de intentar hacer reír.

Comparto de forma total y absoluta la posición de las entidades gitanes como FAGIC, FSG; Fundació Pere Closa y Veus gitanes en el que destacan que los comentarios “presuntamente humorísticos” son de mal gusto, que solo hace que generalizar, criminalitzar y estereotipar a todo un pueblo. Que además van en contra de las recomendaciones en materia de no discriminación y antigitanimo como las que promueve el Consejo de Europa.

Pero además,  nos tenemos que preguntar de forma clara si este programa representa aquello que los catalanes y catalanes nos merecemos en televisión. La respuesta es claramente no, considero que en este país hay tanto talento humorístico que permitir que estos cafres ocupen un espacio en cualquier formato de televisión pública es un insulto a  todos los y las profesionales de este sector. No es el formato ni el concepto que nos merecemos porque no se puede intentar hacer reir faltandole el respeto a nadie, porque esta falta de respeto cuando solo va en una dirección se parece más a un modelo que nos recuerda el humor de principios de la transición donde los arevalos de turno solo planteaban el humor sobre el prejudicio al diferente, sobre todo cuando el diferente era más dèbil.

Esta ni es la televisión que se merece este país ni puede respresentarnos de forma colectiva, porque aquí no queremos tontos que hacen reir a costa de los demàs, lo que nos gusta es reirnos juntos en vez de reirnos de alguien.

Salud y libertad

Pedro Aguilera

@paguileracortes

Activista Gitano

Politólogo

Deixa un comentari