Al Consulado de la República Rusa en Barcelona

A 5 de Marzo de 2022

La invasión militar de Ucrania por el Ejército ruso constituye una gravísima violación de los Tratados internacionales de los Derechos Humanos y de la Paz mundial, además de una agresión violenta a un Estado Soberano.

El Gobierno autoritario y fascista de Rusia bajo el mandato de Putin, -formado en el KGB soviético-, solo merece una absoluta repulsa que debería conducir, con independencia de lo dispuesto en los Tratados Internacionales, a que fueran juzgados como criminales de guerra y responsables de los asesinatos masivos cometidos desde el inicio de la invasión, y los desplazamientos forzados y violentos de la población ucraniana, que está sufriendo un elevado grado de indefensión.

Ya es hora de que la Corte Penal Internacional (La Haya), a través de la Fiscalía, active su investigación ante los gravísimos crímenes de guerra y de lesa humanidad que los dirigentes políticos-comenzando por Putin-y militares rusos están cometiendo.

Carlos Jiménez Villarejo. Ex Fiscal y Ex Eurodiputado

Deixa un comentari